Beneficios de la Telefonía IP

Los beneficios de la Telefonía IP tienen como denominador común la reducción drástica en los costes de las comunicaciones .

Aumento de la productividad y reducción del ROI

Las empresas pueden optimizar recursos a través del uso de una misma red para la transmisión de datos y de la voz y mejorar su productividad con la utilización de aplicaciones posibles con la Telefonía IP.

Reducción de costes de tráfico de llamadas

La Telefonía IP utiliza la red de datos, pública de Internet, y no requiere para su transmisión la dedicación exclusiva y pago de una red específica como ocurre en la telefonía conmutada o tradicional, lo que reduce los costes para operadores y usuarios.

Menor inversión en infraestructura

La integración de la Telefonía IP en arquitecturas web permite poner al alcance del usuario una oferta de servicios de telefonía, como por ejemplo centralitas alojadas en la red, con un coste de adquisición enormemente menor al que hasta ahora marcaba la telefonía tradicional. Centralitas gestionadas con software que nunca se quedarán obsoletas.

Nuevas y mejores funcionalidades

La convergencia entre voz y datos en la que se basa la Telefonía IP abre la puerta al desarrollo de aplicaciones vía software que permiten al usuario acceder a funcionalidades de telefonía avanzada hasta ahora inaccesibles en la telefonía tradicional. Funciones como el filtro de llamadas, el buzón de voz en el e-mail, o la integración con la agenda del gestor de correo electrónico son una realidad para cualquier usuario de Telefonía IP.

Sin riesgo de obsolescencia

La virtualidad de las líneas telefónicas IP hace que el riesgo de obsolescencia que sufren las redes de telefonía tradicional de una empresa por falta de funcionalidad o necesidad de ampliación de líneas o extensiones desaparezca.

Movilidad

El acceso al servicio telefónico a través de un acceso a Internet no sólo reduce los costes de tráfico sino que permite el uso de la línea personal desde cualquier punto en el que exista una conexión a Internet. Una empresa puede, por ejemplo, desviar desde un único puesto central las llamadas de sus trabajadores allá donde se encuentren a través de Internet y sin coste adicional.